Mujer ultimada por haitiano le había servido alimentos antes de ser agredida

0
149

Santo Domingo Este, RD.

Como dice la frase: "En la confianza es que está el peligro". Fue lo que ocurrió con Altagracia Verolinys Rodríguez, de 65 años, quien fue ultimada por un hombre de nacionalidad haitiana que le hacía trabajos desde hacía unos años en su residencia, ubicada en el sector Invivienda, Santo Domingo Este. 

El día de su muerte, el pasado jueves, la señora Altagracia había llamado a su victimario, Romer Montrefil, para que le desyerbara algunas hojas dañadas de las plantaciones de su patio. La víctima le había servido alimentos antes de que iniciara a trabajar, minutos después procedió a hacer la labor. 

Al concluir el oficio, el haitiano le pidió a la dama más dinero de lo que estaba acostumbrado a percibir, por lo que Altagracia le habría manifestado que siempre le pagaba la cantidad acordada, según relató una vecina, quien estaba presente durante la referida conversación. 

Luego, tras la víctima no ceder a su pedimiento, Romer ingresó a la casa de Altagracia a buscar, por su cuenta, la licuadora de ella en calidad de pago por sus servicio, sin embargo, cuando la señora le reclamó, Romer Montrefil se atrincheró en la residencia para acuchillarla. 

La vecina junto a otros comunitarios se mantuvieron llamando al Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 para rescatar a Altagracia Verolinys, quien solo vociferaba "auxilio, auxilio", pero ya era tarde. 

Tras los agentes de la Policía Nacional ingresar a la casa de Altagracia lograron capturar a Romer Montrefil, quien se había escondido debajo de una cama. 

De acuerdo con el reporte preliminar de la uniformada, al detenido se le ocupó un cuchillo de unas 12 pulgadas de largo.

El cuerpo de Altagracia Verolinys se encuentra en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para hacerle la autopsia correspondiente. Será sepultada en el Cementerio Cristo Salvador, en Santo Domingo Este. 

El detenido será puesto a disposición del Ministerio Público par que se le conozca medida de coerción.

Por Jorge Castillo

Fuente: Diario Libre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí