Arcadio Díaz, el veterano de la moda que glorificó a RD y Venezuela

0
148
“El rey de las guayaberas” como era conocido, murió este sábado tras presentar complicaciones de salud

Cuando en la moda se habla de chacabana, estilo y elegancia, entre los nombres que resaltan, indudablemente, está el del destacado diseñador dominicano Arcadio Díaz, “El rey de la guayabera”, como también se le conocía.

Gracias a su vena innovadora, este veterano de la moda y amante de las tijeras, adaptó la chacabana, tradicionalmente masculina, al estilo femenino. Pero, sus propuestas no se limitaban a la chacabana, su pieza estrella, sino que iban más allá de ella; esto lo dejaba ver en sus desfiles donde también se apreciaban vestidos, accesorios como corbatas, trajes, pantalones y el clásico esmoquin.

Para cada temporada, Arcadio jugaba con las telas, los cortes y las tonalidadesque siempre evocaban un estilo tropical con lo que buscaba representar la tierra que lo vio nacer.

“Es para mí una prioridad la satisfacción de mi cliente, cubrir todas sus necesidades en cuanto a lo que gusta vestir, que se sienta cómodo y que, cuando piense en chacabanas, le venga el nombre de Arcadio Díaz. Eso me brinda mucho placer, además de sentir orgullo y saber que valió la pena cada esfuerzo y empeño puesto en cada pieza confeccionada”, dijo en el 2017 a la prensa dominicana, durante la apertura de una de sus tiendas.

Él era una de las caras de la elegancia y la formalidad, lo cual contribuía enormemente con el prestigio de su marca.

Desde los siete años comenzó su amor por la costura. En 1980 llegó a Nueva York, EE.UU. para formarse en Diseño de modas, Planificación industrial y Control de calidad en textiles.

Por su preparación y su estilo peculiar de diseñar, Arcadio se convirtió en un referente de la moda, tanto para República Dominicana como para Venezuela, país donde se radicó desde 1976 y que acogió como su segunda casa. Por eso, ambos países, cuando se anunciaba sobre su muerte el sábado, por un infarto fulminante mientras recibía atenciones médicas en el Aeropuerto Internacional de Las Américas, lloraba ante el mundo la gran persona y profesional que era.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí